Brutalidad policial, retorna como en los 12 años

 

POR:-ALEJANDRO SANTANA

 

Los que por suerte o desgracia, vivimos los 12 primeros 12 años del mandato del doctor Joaquín Balaguer, conocemos de arbitrariedades policiales en todos los sentidos.

 

Sabemos del miedo de nuestras madres, que no estaban tranquilas hasta que no, nos veían llegar a las casas.

Eran momentos inciertos, con la policía de entonces, que sigue siendo la misma con algunos cambios de conducta y accionar.

El policía de los 12 años, olía a distancias a un comunista, lo distinguían por el color de la camisa o la vestimenta. Pantalones negros, camisa roja, camisa verde pantalón negro comunista, un afro, se era comunista, si te encontraban con libros en las manos, eras comunista.

 

Si eras un joven, estudiante que no andabas en fiestas ni tertulias festivas, eras comunista, si te agarraban en una manifestación, exigiendo el arreglo de una escuela, o la construcción de un liceo, eras comunista.

Y por todas esas presunciones de nuestros policías, ibas preso, te golpeaban, desaparecían O, simplemente, te morías de los golpes recibidos.

 

Luego llego el PRD al poder y las cosas fueron cambiando, ya saludabas a policías y hasta ellos te saludaban, hasta ciertos modos comenzaron a vernos como ciudadanos.

 

Y entonces algunos policías, se enteraron, que el comunismo era una doctrina, era una sociedad con pensamientos distintos, que no eran  unos criminales que lanzaban a los niños para arriba y los aparaban con las puntas de bayonetas.

 

A tantos años de esto, no es que los abusos policiales desaparecieran, ya había régimen de consecuencias, jueces capaces de mandar a las cárceles a policías que cometían atropellos contra ciudadanos.

Alcanzamos cierto grado de tolerancia, no de libertades absolutas, pero nos entendíamos debidamente.

 

Llegó el PLD ,Y las cosas más o  menos  caminaban, pero la corrupción de los pele deístas nos hicieron cambiar, pero el cambio ha sido para peor.

 

En materia de seguridad, hemos retrocedido, han retornado los abusos y crímenes policiales, ya nuevamente nuestros jóvenes son apresados, golpeados, desaparecidos.

 

Y cuando reclamamos justicia, sale algún vocero o figura, argumentando  ridiculeces que ni ellos mismos se las creen, nos tratan como estúpidos.

Ya nos han dicho que algunos de los que han muerto en los cuarteles, ellos mismo se propinaron los golpes que les causaron la muerte.

Esas salidas no son ni de películas, son estupideces que ellos creen que se las vamos a creer.

Frente a todas esas mentiras, tendremos que pararnos de frente y exigirle al Presidente de la Republica que tome cartas en el asunto.

Que se amarre bien los pantalones, porque como van las cosas a su Gobierno, lo están comparando igual, o peor al de Balaguer y eso debe frenarse, caiga quien caiga….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: