Porque, seguir exponiendo a nuestros policías

 

POR:-ALEJANDRO SANTANA

 

De un tiempo a esta parte se ha ido perdiendo el concepto autoridad, en esta sociedad, ya los policías que son los encargados del orden público, no gozan del respeto que debe dispensarle la ciudadanía.

En ningún escenario, donde han acudido, han mandado, se han solicitado agentes del orden, son tratados con el debido respeto, siempre hay alguien que se enarbola por encima de la autoridad de nuestros agentes del orden.

Ocurre en cualquier escenario, mayormente en las canchas deportivas, en manifestaciones, en demostraciones populares, en donde quiera que un agente del orden es enviado, son irrespetados, hasta golpeados por personas airadas, incluyendo jóvenes que están inmersos en el deporte.

Y son enviados donde el orden público es alterado, hasta ellos reciben sus golpes…Se ha ido perdiendo el respeto a la autoridad, y eso es muy peligroso.

Ya nuestros policías como que  no tienen las técnicas para doblegar a un ciudadano que  se altera por cualquier situación.

Lo último que pudiera perder un representante de la ley, es su autoridad, frente a los violadores de estas, y es lo que ha estado ocurriendo con mucha frecuencia y donde peor les va a nuestros agentes es en las canchas deportivas, donde son ellos que reciben la mayoría de los golpes que se reparten.

Pero tienen miedo de actuar, si se defienden, entonces sus reglamentos los sancionan, partiendo de esa realidad al parecer donde se altera el orden público habrá que enviara  peleadores callejeros para que también repartan golpes.

Realmente este tipo de actuaciones, en las canchas deportivas, en las calles, donde se altere el orden público, dice que tendremos que crear robot, para que actúen, Robot entrenados para tales fines.

Oh, tendremos que  educar a la población joven de nuestros pueblos en las escuelas para que entiendan que a las autoridades hay que respetarlas, que no se debe llegar al punto de la alteración del orden, que se deben respetar a los agentes policiales, porque ellos tienen un sagrado deber, el de restablecerlo cuando se altera.

Me parece que es necesario de que nos revisemos porque con nuestras acciones estamos propiciando el desenfoque en lo que pudiera ser el orden, que debe imperar en la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: